Inicio / Entrenamiento / ¿Por qué la gente deja de hacer ejercicio?

¿Por qué la gente deja de hacer ejercicio?

Para hacer ejercicio es esencial sentirte motivado, tener fuerza de voluntad y mantener la concentración.

Sin embargo, mantener la motivación y la fuerza de voluntad puede parecer difícil, e incluso puede llevarte a dejar de hacer ejercicio.

La monotonía del entrenamiento, la falta de tiempo o las condiciones climatológicas, son algunas de las razones que pueden llevarte a abandonar más fácilmente.

Para que esto no ocurra, en este artículo voy a enumerar algunas de las principales razones que pueden hacer que la gente deje de hacer ejercicio y cual es la solución para evitar que esto pase.

8 Razones que llevan a la gente a dejar de hacer ejercicio

1. Falta de tiempo o dificultad para organizar la agenda

tiempo

Es muy común escuchar “Tengo poco tiempo, no tengo tiempo para entrenar.”

Recuerda, en 24 horas siempre puedes sacar tiempo para ti. Haz del ejercicio una de tus prioridades y aprovecha algunos de sus beneficios.

El ejercicio puede:

  • Cambiar la composición corporal
  • Ayudar a controlar el peso
  • Mejorar la calidad del sueño
  • Ayudar a controla la ansiedad y aliviar el estrés

Algunos consejos que puedes seguir para sacar tiempo para entrenar son: aprovechar la hora de la comida para hacer ejercicio, buscar gimnasios cerca de tu casa o trabajo/clases para no perder tiempo en viajes, entrenar en casa, caminar más…

Descubre más consejos en el artículo del blog ¿Cómo sacar tiempo para entrenar? ¡Los 10 mejores trucos!”

2. Condiciones climatológicas

Es algo que no podemos controlar, y en algunos casos, pueden afectar tanto al rendimiento físico como a la motivación, especialmente en quienes entrenan en el exterior.

¡Pero el tiempo no puede ser una excusa!

Puedes, por ejemplo, aprovechar la oportunidad y hacer un entrenamiento HIIT en casa. Es bastante intenso y rápido: un entrenamiento HITT de media hora puede sustituir a un entrenamiento más largo gracias a la intensidad que conlleva.

Aquí tienes un ejemplo de un entrenamiento para hacer en casa o en cualquier lugar: el WOZ.

3. Estado financiero

dinero

En algunos casos, y para algunas personas, el gimnasio se considera un lujo, pero no puede y no debe evitar que entrenes.

Siempre puedes ser creativo y disfrutar de hacer ejercicio en otros lugares que no sean el gimnasio.

Este es un ejemplo de un práctico circuito low-cost.

Consejo: Intenta hacer sentadillas todos los días y aumenta 10 sentadillas al día, verás el impacto que tiene en tus miembro inferiores en muy poco tiempo.

4. Fatiga

fatiga

La fatiga es algo que necesariamente afectará a tu rendimiento y contribuirá a no poder o no querer hacer ejercicio.

Por ejemplo, la aparición de dolores musculares, especialmente cuando estás comenzando a practicar ejercicio, es normal, pero no puede ser un factor decisivo para que dejes de entrenar.

Para intentar reducir la fatiga, puedes poner en práctica distintas cosas:

  • Intenta reducir la intensidad del entrenamiento
  • Descansa más durmiendo mejor, y al menos 7-9 horas cada noche (recomendación para adultos de la National Sleep Foundation)
  • Comer alimentos mejores, evita los alimentos procesados que te dan un rápido empujón de energía pero que se agota rápidamente. Apuesta por carbohidratos complejos, son mejores porque distribuyen la energía a tu cuerpo durante todo el día.

Intenta apostar siempre por estos tres importantes factores para tu desarrollo, ¡y recuerda! Debes evitar caer en el sobreentrenamiento.

Los 15 primeros días no son fáciles, y muchos abandonan, pero otros llegan al final. ¡Se uno de los persistentes!

5.  Cansancio de la rutina

Completas el plan de entrenamiento que tienes asignado, pero a veces este no se corresponde con tus objetivos, no te mantiene motivado y no ves resultados.

Si ya has hecho ejercicio, siempre puedes hablar con en el entrenador personal que te proporcionó el plan y contarle que te gusta más para ajustar tu entrenamiento a tus preferencias.

En Internet, tienes también distintas sugerencias para ejercicios y planes de entrenamiento como el que puedes encontrar en este artículo “How to Build your own workout routines – advice from a two-time Olympian”, y que puedes usar como inspiración. Estúdialos con tu entrenador personal.

Otro problema asociado con la rutina es el temido efecto plateu – cuando dejas de evolucionar y alcanzas el Estado Plateu (un estado donde no hay cambios después de un periodo de progreso y actividad). Puede ser el momento de cambiar los estímulos que das a tu cuerpo. Revisa tu plan de entrenamiento y realiza algunos cambios con la ayuda de un profesional.

Un consejo: Mantente siempre de acuerdo a lo que quieres y mantén el enfoque.

6.  Falta de motivación

motivación

Como ya dije, la falta de motivación es uno de las principales razones por las que la gente abandona el ejercicio.

Para combatirla, siempre puedes seguir algunos de estos consejos:

  • Entrena con amigos – preferiblemente con objetivos similares a los tuyos para apoyaros y motivaros unos a otros
  • Mide tus progresos con evaluaciones periódicas – para saber como está reaccionando al entrenamiento tu cuerpo
  • Establece objetivos realistas y específicos
  • Recompénsate: Si logras tus objetivos estarás orgulloso de ti mismo y sabrás que mereces lo que has logrado

7. Falta de objetivos

establecer objetivos

Tener objetivos es algo que te ayudará a no rendirte, ya que tendrás una razón para luchar. Cuanto más realistas y específicos sean, más fácil te será evaluar tus progresos.

Incluso cuando no estés consiguiendo los resultados que quieres o al ritmo que tu quieres, es más fácil adaptarse sabiendo lo que quieres.

Si objetivos bien definidos, te será más difícil evaluar tu rendimiento y mantener la motivación.

Mi consejo: ¡Céntrate, mantén la dedicación y entrena de forma regular para ver y medir los resultados de tu esfuerzo!

8.  Retraso en lograr los resultados deseados

A menudo, tu cuerpo, en una evaluación, nos engaña y ofrece los resultados que no esperábamos.

No te desanimes porque cada cuerpo es único, y puede que tardes algo más, pero verás que el esfuerzo merece la pena.

Es esencial ver donde estás fallando, ya sea en el entrenamiento o en la alimentación, y realizar algunos cambios. Habla con un instructor físico o un profesional de la salud y pídele opinión.

Considera usar algunos suplementos, pueden ayudarte a acelerar los resultados de tu esfuerzo. Consulta la oferta de Zumub.

Resumiendo…

Hay distintas razones que pueden llevarte a dejar de hacer ejercicio, ¡pero no abandones! Intenta siempre encontrar una solución para lo que te está llevando a abandonar.

Si estás o has estado en esta situación, recuerda siempre estos consejos y céntrate. No dudes que el esfuerzo siempre merece la pena.

Y a ti, ¿qué te motiva?

Comments

La información incluida en este artículo es solo la opinión de los autores.

About David Silva

David Silva
David Silva es Entrenador Personal, Coach FIT y Coach Life. Utiliza su profesión para inspirar a otros y ayudarles a lograr sus objetivos, ya sea a través de su trabajo o de sus publicaciones. Su lema es “Una misión de vida es una misión cumplida”.

Check Also

Individual or group training

Entrenamiento individual o grupal: ¿cuál es mejor para ti?

Hacer ejercicio es una tendencia cada vez mayor. Merece la pena mencionar las diferentes actividades ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *