Inicio / Entrenamiento / ¿Por qué debes empezar a hacer ejercicio?

¿Por qué debes empezar a hacer ejercicio?

El culto al cuerpo y la práctica de ejercicio físico cada vez se está volviendo una práctica más común y una realidad prácticamente en todas partes.

Como probablemente ya sabes, el ejercicio es clave para mantener una calidad de vida y para mejorar la forma física.

Además de estos dos factores, hay muchos otros aspectos que mejorarán tan pronto comiences a practicar ejercicio físico.

Entre los aspectos más conocidos están los aspectos estéticos, entre los que se encuentran adelgazar y aumentar la masa muscular.

Sin embargo, los beneficios asociados al ejercicio sobrepasan los beneficios estéticos.

Existen otros efectos asociados con la práctica de deporte que influyen directamente en la disminución de la probabilidad de aparición de enfermedades, en los niveles de estrés, en la función cognitiva y en la energía, por ejemplo.

En este artículo, podrás ver algunos de los beneficios más “obvios” y otros no tan obvios de la práctica regular de ejercicio.

¡Sigue leyendo!

Beneficios de la práctica de ejercicio físico

Mejora el sueño y los niveles de energía

Sueño

sueño

El sueño es un proceso fundamental en el proceso de recuperación del organismo.

Durante el sueño, nuestro cuerpo produce hormonas que pueden ayudar a promover la recuperación de tejidos, como el tejido muscular por ejemplo.

Es mientras descansamos cuando nuestro cuerpo se recupera y se reconstruye.

Durante la práctica de ejercicio físico se destruyen fibras musculares.

En el post-entrenamiento, el tejido muscular se regenera, dando lugar a la construcción muscular.

Por tanto, el sueño es esencial para todos en general, y para los atletas especialmente.

El ejercicio ayuda a nuestro cuerpo a caer en un “sueño profundo” más fácilmente y es reconocido como una herramienta que influye en la calidad del sueño:

“Los distintos estudios que se han realizado sugieren que el ejercicio mejora significativamente el sueño de personas con insomnio crónico.”

Indirectamente, la privación del sueño puede ser causada por hábitos sedentarios que en consecuencia pueden causar otros problemas de salud.

Por tanto, el sueño puede mejorar el rendimiento en los deportes, así como la práctica de ejercicio puede mejorar la calidad del sueño.

Ten en cuenta que ejercicios muy intensos pueden interferir con los patrones de sueño.  

Energía

Por otro lado, la práctica de ejercicio físico puede aumentar los niveles de energía.

Puede parecer contradictorio, porqué cuando practicamos ejercicio físico es más fácil que estemos cansados, pero hay evidencias que sugieren que el ejercicio físico aumenta los niveles de energía y reduce la fatiga.

En un estudio publicado en el Psychological Bulletin, se analizaron diversos estudios que abarcaban casi 7000 personas.

Según Patrick O’Connor:

“Más del 90% de los estudios mostraban lo mismo: Las personas sedentarias que completaron un programa de ejercicio regular mostraron una menor fatiga que los grupos que no practicaron ejercicio.”

Así que si quieres aumentar tus niveles de energía, mejorar la calidad de tu sueño, mejorando de esta forma tu rendimiento atlético, ¡el ejercicio puede ser una buena opción!

Ayuda a controlar el peso

Peso

El ejercicio físico tiene una influencia directa en el control y la pérdida de peso.

Es bien sabido que para perder peso el gasto energético tiene que ser mayor que la ingesta calórica (quema de calorías > ingesta de calorías).

Estudios muestran que el sobrepeso, y por tanto problemas como la obesidad, se deben más a la falta de gasto energético que a un gran consumo de alimentos:

“(…) Las evidencias sugieren que muchos de los problemas de obesidad se deben más a una bajo gasto energético que un consumo alto de alimentos, por lo que parece que la inactividad física de la vida moderna es el mayor factor etiológico en el crecimiento de esta enfermedad en las sociedades industrializadas.”

De esta forma, como el ejercicio físico ayuda a aumentar el gasto energético, el ejercicio puede ser eficaz para combatir problemas de sobrepeso como la obesidad, así como para mantener unos resultados positivos.

Fortalece el corazón y ayuda a controlar la presión arterial

Salud cardiovascular

El corazón y la presión arterial están directamente conectados.

La salud del corazón y los niveles de presión arterial, entre otras cosas, pueden estar influenciados por la cantidad de actividad física que realizamos.

Unos niveles de presión arterial anormales pueden causar problemas cardiacos.

Una presión arterial alta puede dañar las arterias y afectar así la capacidad del corazón de bombear sangre normalmente, evitando que reparta oxígeno y nutrientes por el resto del cuerpo de forma eficaz, algo que afectará al normal funcionamiento de todo el cuerpo.

Estudios indican que las personas que entrenan con regularidad tienen unos niveles más bajos de presión arterial en reposo, y que la práctica de ejercicio puede ayudar a evitar una presión arterial alta.

Estos resultados pueden ser explicados por el aumento de la oxidación de las grasas (el exceso de grasa puede provocar un estrechamiento de las arterias) y por la vasodilatación (dilatación de las arterias – lo que permite una mejor circulación sanguínea) inherentes al ejercicio.

Así que probablemente, cuanto más sedentarios seamos, mayores niveles de presión arterial tendremos.

En cuanto al corazón, el ejercicio físico tiene un efecto incluso más obvio en tu salud.

De la misma forma que la actividad física ayuda a ejercitar los músculos de piernas, brazos, hombros, etc… también ayuda a ejercitar el músculo cardiaco, aumentando su resistencia y haciendo que “trabaje” de forma más eficaz.

¿Por qué no comenzar siguiendo algunas de las indicaciones de la American Heart Association?

“Para mejorar la salud cardiovascular en general, sugerimos al menos 150 minutos de ejercicio moderado a la semana o 75 minutos de ejercicio vigoroso a la semana (o una combinación de actividad moderada y vigorosa). Treinta minutos al día, cinco veces a la semana es un objetivo fácil de recordar.”

Mejora el estado emocional y cognitivo y ayuda a reducir el estrés

persona feliz

Algunos estudios han destacado la relación entre el ejercicio y la mejora del funcionamiento cognitivo, resaltando que las personas activas son menos susceptibles de padecer disfunciones mentales que las personas sedentarias, verificando efectos positivos en las personas mayores.

Especialmente en personas mayores, la falta de autonomía puede llevar a trastornos mentales y a una disminución de la autoestima.

El ejercicio físico, al mejorar estos niveles, se presenta como una solución válida para personas con baja autoestima, ya que proporciona herramientas para solucionar problemas de forma independiente, y también puede influir en el aumento de los niveles de confianza.

También se puede resaltar que el ejercicio promueve la producción de hormonas y neurotransmisores que nos hacen sentir bien (como endorfinas y serotonina), lo que influye directamente en nuestro estado emocional y cognitivo.

Incluso ayuda a reducir el estrés, una realidad que puede afectar tanto nuestro rendimiento físico como mental.

Investigaciones en humanos y animales indican que ser activo físicamente mejora la forma en la que nuestro cuerpo trata con el estrés, debido a cambios en las respuestas hormonales y a que el ejercicio afecta a neurotransmisores en el cerebro como la dopamina y la serotonina, que afectan al humor y al comportamiento.”

Influye estéticamente

ejercicio y estética

A menudo unida a la cuestión de la autoestima, surge la cuestión estética.

El ejercicio es si mismo es un proceso catabólico, esto es, promueve la destrucción de células.

Sin embargo, es un promotor hipertrófico, impulsando a los músculos a adaptarse y evolucionar.

Hacer ejercicio regularmente, cuando se combina con una nutrición adecuada, mejora la masa muscular, reduce la masa grasa, aumenta la tonificación muscular y mejora la postura.

Estos beneficios son los que normalmente destaca la gente cuando comienza a practicar ejercicio.

La práctica de ejercicio físico y sus beneficios: Conclusión

Estos son algunos de los beneficios de practicar ejercicio regularmente.

Es importante mencionar que hay una dosis ideal para conseguir los mejores resultados, y que hay que tener en cuenta que un volumen e intensidad extremos pueden tener efectos adversos.

Después de ver todos los beneficios descritos, y ante la imposibilidad de mencionarlos todos, es justo decir que la “medicina” más eficaz en el mercado es el ejercicio físico y que toda la población en general debe consumirla.

Comments

La información incluida en este artículo es solo la opinión de los autores.

About Tiago Sousa

Tiago Sousa
Tiago Sousa tiene una licenciatura en Educación Física y Deportes, es entrenador personal y también es entrenador de crossfit nivel 1. Fue nadador profesional y tienen su propio negocio de entrenamiento outdoor. Su objetivo es incorporar más ciencia a esta área, ayudando a gente a lograr sus objetivos de forma segura.

Check Also

Individual or group training

Entrenamiento individual o grupal: ¿cuál es mejor para ti?

Hacer ejercicio es una tendencia cada vez mayor. Merece la pena mencionar las diferentes actividades ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *