Inicio / Sin categorizar / ¿INTRODUCIR FRUTOS SECOS EN LA DIETA? Pero… ¿NO SON MUY CALORICOS?

¿INTRODUCIR FRUTOS SECOS EN LA DIETA? Pero… ¿NO SON MUY CALORICOS?

Aunque para muchos esto ya hace tiempo que tan solo es un mito, a diario hay miles de personas que no consumen o infravaloran los frutos secos simplemente por su elevada composición calórica por 100g gramos. Todos hemos visto a otros picando una galleta y diciendo que no a un puñado de cacahuetes para ‘no engordar’.

La evidencia científica actual nos demuestra cómo comer frutos secos, no solo no engorda, sino que podría contribuir a la pérdida de peso. Un estudio de Harvard Nurses descubrió que los frutos secos pueden aumentar nuestro gasto energético en reposo hasta en un 11%. Es decir, aquellas personas que comen frutos secos podrían estar ‘quemando’ mas calorías que respirando. Esto podría ser debido a nutrientes que contienen como la arginina o los flavonoides y el contenido en fibra, aunque me gusta mas indicar que la matriz del alimento entero es el responsable de sus beneficios. Recalco la importancia de este hallazgo cuando constantemente estamos buscando píldoras milagrosas para acabar con los quilos de más.

Pero no acaba aquí la historia, también se ha demostrado que un puñado de frutos secos podría evitar el crecimiento tumoral y reducir los niveles inflamatorios del cuerpo. Se ha visto que cuando se ingieren grasas perjudiciales como las mantecas animales o procesadas la inflamación corporal aumenta, si consumes AOVE (aceite de oliva virgen extra) y quizá te excedes, aunque no hay infamación, tienes el riesgo de engordar con calorías pobres en nutrientes y muy energéticas, per si en vez de las dos anteriores comes frutos secos evitas la inflamación y el sobrepeso. ¿Una maravilla no es cierto? Y es que no es de extrañar que la naturaleza nos proporcione las herramientas útiles para vivir más y mejor.

En otro estudio se observó como con tan solo tres puñados al día de almendras reducían significativamente la inflamación general del organismo, y también de como tres puñados de pistachos mejoraban la función arterial.

Comer, saciarte, reducir la inflamación, aportar fibra, aportar minerales y vitaminas, y reducir el colesterol, todo a la vez, con tan solo una merienda incluyendo frutos secos, unas semillas en la ensalada y un poco de mantequillas de cacahuete en el desayuno.

Debo añadir que, aunque los cacahuetes no son realmente frutos secos sino legumbres nos aportan estos beneficios, por ejemplo, un estudio de Harvard encontró que las mujeres con riesgo de enfermedad cardiaca que comían mantequilla de cacahuete todos los días tenían la mitad de riesgo de sufrir un ataque cardiaco comparado con las mujeres que no la consumían, esto es así dado a su mejor perfil lipídico. Así que los cacahuetes entran dentro de la gama de recomendaciones de frutos secos y nos aportan gran variedad de beneficios para nuestra salud general.

Así que si todavía estas indeciso, no dudes en integrar los frutos secos como parte de tu dieta diaria. Además, son un recurso adaptado para casi cualquier dieta (vegana, cetogénica, sin gluten, para coger masa muscular, para perder grasa…).


Bibliografía


Laura Estellé García
@lauraestellenutricion
Nutricionista especialista en dieta vegana, digestivo y preparación nutricional deportiva.

Comments

La información incluida en este artículo es solo la opinión de los autores.

About Laura Estellé García

Avatar

Check Also

Trufas de Navidad Saludables

Receta de @bananaeamendoim. La Navidad está a la vuelta de la esquina y todos sabemos ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *